Chile, oficialmente República de Chile, es un país ubicado en América del Sur. Su capital es la ciudad de Santiago.
Está constituido por tres zonas geográficas. La primera de ellas, Chile continental, comprende una franja en la costa occidental del Cono Sur que se extiende entre los paralelos 17°29'57" S y 56°32'12" S, mayormente desde la ribera sudoriental del océano Pacífico hasta las cumbres más altas divisorias de aguas de la cordillera de los Andes.
Alcanza un largo de 4270 km, un ancho máximo de 445 km en los 52°21' S y un mínimo de 90 km en los 31°37' S. Limita con Perú al norte, Bolivia al nordeste y Argentina al este, totalizando 7801 km de fronteras terrestres, y el pasaje de Drake al sur.
La segunda, Chile insular, corresponde a un conjunto de islas de origen volcánico en el océano Pacífico Sur: el archipiélago Juan Fernández y las islas Desventuradas, pertenecientes a Sudamérica, así como la isla Salas y Gómez y la isla de Pascua, ubicadas en Oceanía.
La tercera, el Territorio Chileno Antártico, es una zona de la Antártida de 1 250 257,6 km² entre los meridianos 53° O y 90° O sobre la cual la nación más cercana reclama soberanía, prolongándose hasta el Polo Sur, pero está supeditada a lo estipulado en el Tratado Antártico, del que es signataria. Debido a lo mencionado, se define como un país tricontinental.

 

Debido a su presencia en América, Oceanía y la Antártica, Chile se define a sí mismo como un país tricontinental.

 

Una combinación de exquisitos productos del mar, variedad de alimentos provenientes de la tierra, sofisticación en la preparación, todo acompañado de un perfecto maridaje con vino, cautivará tus sentidos y te acompañará a lo largo de tu experiencia por Chile.

Disfruta la cocina chilena, una rica mezcla de antiguas tradiciones e ingredientes utilizados por los indígenas, con tendencias europeas. La costa del pacífico es una de las grandes virtudes del país ¡no te pierdas su tremenda variedad de pescados y mariscos!

Aprovecha de probar la diversa oferta gastronómica del país, partiendo con rústicas preparaciones de los platos más típicos y viviendo una experiencia culinaria de lo más sofisticada que puedas imaginar.

Acompaña tu travesía culinaria con vinos blancos, tintos y espumantes, todos de excelente calidad. Si eres fanático de este producto, piérdete en alguna de las decenas de viñas y aprende más sobre las diversas variedades que Chile exporta con orgullo al mundo entero.

 



diseño y desarrollo: Consult-Ar