Rumania Esta ubicado en la intersección de Europa Central y del Sureste, y costero del mar Negro. Limita con Hungría y Serbia al oeste, Ucrania y Moldavia al noreste y al este, y Bulgaria al sur. Se encuentra en Europa del Este, más precisamente en la región de los Cárpatos y el curso bajo del río Danubio. Limita con Ucrania al N y E, Moldavia al E, Hungría y Serbia al O y Bulgaria al S. Al SE limita con el mar Negro.
El país está dividido en tres regiones principales, la meseta de Transilvania, en el centro del país; los Cárpatos que rodean la meseta central y se extienden hacia el norte y el sur y las tierras bajas del oeste y este. El clima oscila entre templado y continental, según la región del país, siendo los Cárpatos uno de los principales condicionantes del clima.

Rumanía es un estado sin religión oficial, aunque más del 89 % de la población se adscribe a la Iglesia ortodoxa rumana (según el censo de 2002). También hay cantidades significativas de católicos (tanto de rito latino como de rito oriental, representan un 5,6 % de la población. El rumano es el idioma oficial del país. Le siguen en importancia el húngaro y el romaní (que no tiene nada que ver con el rumano.

En 2002, los más antiguos restos humanos (homo sapiens sapiens) de Europa fueron encontrados en Peștera cu Oase, cerca de Anina, en la actual Rumania. Rumanía fue el único miembro del Pacto de Varsovia que condenó la invasión de Checoslovaquia de 1968. La Constitución actual de Rumania, creada en 1991 tras la caída de Ceaușescu y reformada en 2003, establece que el país es una república parlamentaria democrática y multipartidista. En materia de derechos humanos, respecto a la pertenencia a los siete organismos de la Carta Internacional de Derechos Humanos, que incluyen al Comité de Derechos Humanos (HRC).  
La cultura de Rumania es rica y variada. Como los mismos rumanos, es definida fundamentalmente como un punto de encuentro entre tres regiones: Europa Central, Europa del Este y la península balcánica, sin poder ser incluida en ninguna de ellas. La identidad rumana se formó sobre un sustrato romano y dacio (este último varía), combinado con otras influencias. La lista de Patrimonio de la Humanidad de la Unesco incluye sitios rumanos como los "Pueblos sajones con iglesias fortificadas" (Transilvania), las "Iglesias pintadas del norte de Moldavia", con sus magníficos frescos exteriores e interiores, las iglesias de madera de Maramureș, ejemplos únicos de combinación del estilo gótico con la construcción tradicional de madera, el monasterio de Horezu, la fortaleza de Sighișoara o las fortalezas dacias de los montes Orăștie. Además, en 2007, la ciudad de Sibiu fue elegida Capital Europea de la Cultura, junto con Luxemburgo. Rumanía es un país cercano en muchos aspectos al mundo hispánico pero muy desconocido y que sufre de ciertos tópicos injustificados.
La cultura rumana, la lengua, son una mezcla del Mediterráneo y del mundo oriental, ruso y turco. Situada en una inmensa llanura dividida por los Montes Cárpatos, el país se cierra al sur por el Danubio, que el turismo de cruceros fluviales está descubriendo. Hablar de Rumanía es hablar de una compleja historia, de mitos como el del manido Conde Drácula y de acontecimientos mucho más recientes que han agitado la historia europea. Por suerte, en la actualidad el país intenta superar su retraso y se acerca a la Unión Europea, a la que pertenece desde 2007. Intentar desentrañar la realidad rumana y superar ideas preconcebidas es otro de nuestros objetivos fundamentales. Como ocurre con la historia, la cultura y los monumentos poco se conoce de un país donde la naturaleza aún es predominante. Rumanía posee una imagen injusta, asociada  a la antigua industria pesada y del petróleo, cuando en realidad ha conservado muchos espacios naturales mejor que otras países de Europa, como por ejemplo la cascada de Bigar, cerca de la frontera con Serbia, y tan desconocida como sorprendente.



diseño y desarrollo: Consult-Ar