Mendoza es una ciudad del oeste de Argentina con una población capitalina de 114 822 hab. Es una de las principales ciudades del país, siendo la cuarta mayor aglomeración de Argentina después de Buenos Aires, Córdoba y Rosario, con 1 086 000 de habitantes (Gran Mendoza).

Es capital de la Provincia de Mendoza. Esta ubicada en la llanura, al este de la inmensa Cordillera de los Andes, su superficie ocupa 105 km², aunque su área metropolitana, se extiende 368 km². Se trata de una de las más importantes ciudades del Cono Sur. Es un principal polo industrial, un punto estratégico fundamental de las relaciones del MERCOSUR.

También posee una buena calidad de vida como de las grandes urbes de Argentina y una moderna red de autopistas. Es una ciudad cosmopolita, debido a la importante cantidad de inmigrantes principalmente italianos y españoles que llegaron a Argentina a principios del siglo XX, y en la actualidad por inmigrantes de países limítrofes como Bolivia, Chile, Perú o Paraguay.

Posee un muy variada oferta cultural y una importante movida nocturna, como las otras ciudades importantes del país. Tiene una muy importante influencia europea, como el resto de Argentina, lo que se nota en los estilos arquitectónicos, también amplias avenidas.

Es una ciudad turística por excelencia y un centro universitario. Como en las grandes ciudades, su tendencia poblacional es neutra, ya que hay pocos lugares disponibles. En lugar de esto, su población aumenta en su Área Metropolitana, a razón de un 2 % por año, un aumento poblacional mayor que Córdoba y Rosario, por lo que en el futuro Mendoza podría convertirse en la segunda mayor ciudad de Argentina. A esta situación se suma la de que muchas familias de alto poder adquisitivo eligen vivir en barrios cerrados o privados, fuera del centro de la ciudad, con lo que el incremento poblacional del aglomerado se registra en el resto de los distritos del Gran Mendoza.

La base de la ciudad actual surgió de un nuevo ordenamiento realizado en 1863 luego del terremoto de 1861, por el agrimensor francés Julio Balloffet y que incluye la disposición estratégica de cuatro plazas menores circundando a una plaza mayor. La actividad económica está vinculada con la industria (elaboración de vinos, alimentos, y otras bebidas) y la extracción y refinación de petróleo.

MENDOZA – ZONA ESTE
Los impactantes trazados geométricos de fincas, chacras y viñedos de los departamentos de San Martín, Junín, Rivadavia, Santa Rosa y La Paz son el paisaje característico de esta zona que, además, es la de mayor extensión de viñedos de Mendoza.

El Este es uno de los más extensos oasis de Mendoza, que va desde el río Mendoza hasta el río Desaguadero, límite con la provincia vecina de San Luis.

Fue ésta la tierra que eligió el General San Martín para construir su chacra y hogar rural, anhelando a su retorno el merecido reposo del guerrero. La ruta sanmartiniana se muestra tanto en el camino de las postas coloniales, como en los sitios de la Chacra de Los Barriales, el Museo de las Bóvedas en San Martín, el olivo histórico, el Paseo de la Patria y la propia ciudad de San Martín, como también en el Área Histórica del Molino de Orfila, con la acequia de la Patria o el recordatorio en la Plaza de Los Barriales y su Capilla de Nuestra Señora de la Luz en Junín.
Punto aparte merecen los circuitos religiosos con imperdibles atractivos como el Oratorio del Alto Salvador con su Museo Aragón, las fiestas en honor a Santa Rosa de Lima que cada 30 de agosto congrega a gran cantidad de fieles. Asimismo la típica fiesta en honor a Nuestra Señora de Itatí (en la reserva de Ñacuñán) incluye una procesión folklórica-religiosa conocida como Paseíto de la Virgen en la que intervienen jinetes, músicos y fieles. Son famosos también los festejos a San Cayetano en Orfila o los honores a la Virgen de La Paz.

El encuentro con la naturaleza asombra por su virginidad en Santa Rosa en la Reserva de la Biosfera de Ñacuñan, en Las Catitas, permitiendo recrearse con la fauna y la flora típica del monte, para experiencias de ecoturismo. Es un área mundial protegida por la UNESCO con miles hectáreas de bosques de algarrobo y jarilla junto a puesteros con sus típicos usos y costumbres.
Es una zona particularmente atractiva en materia de competencias deportivas y espectáculos de deportes masivos. El Autódromo Jorge Ángel Pena, en San Martín es famoso por distintos tipos de eventos, especialmente competencias nacionales de T.C. 2000 y Top Rice en automovilismo. Complementan otros espectáculos artísticos que se realizan en el Parque Agnesi, que alberga al Teatro Griego Juan Pablo II, Centro de Congresos y Exposiciones y el Templo del Vino.

PRECORDILLERA Y ALTA MONTAÑA
Las montañas de Mendoza contrastan con los paisajes rurales y oasis transformados por la labor de los huarpes, incas y conquistadores que transitaron por los actuales departamentos de Las Heras y Luján de Cuyo.
La cordillera de los Andes presenta grandes picos cubiertos de nieve, entre ellos el Cerro Aconcagua y zigzagueantes ríos como el Río Mendoza.
Esta zona ha sido testigo de la gran proeza sanmartiniana llevada a cabo por el Gral. San Martín y su ejército libertador con el anhelo de alcanzar la libertad de los países sudamericanos.
Como marco excepcional, la montaña muestra su mejor rostro turístico en parajes como Cacheuta con sus aguas termales, donde se ofrecen servicios de masajes, hidroterapia o simplemente regocijarse al aire libre.
El valle de Potrerillos al pie del Cordón del Plata es el lugar emblemático para los amantes de la aventura y la naturaleza, donde el rafting, trekking, canopy, cabalgatas, son los protagonistas.
Continuado hacia la alta montaña, Uspallata es el centro de estadía que cuenta con una completa base de servicios y es el punto de encuentro de conexiones terrestres de turistas que arriban a la localidad ya sea por el camino de caracoles de Villavicencio o por a RN 7 bordeando el Río Mendoza.

La próxima parada obligatoria para todos los visitantes es el centro de esquí Los Penitentes que alcanza mayor protagonismo durante el periodo invernal para la práctica de actividades deportivas y durante el resto del año funciona como sitio de esparcimiento.
A escasos kilómetros de Penitentes el puente natural de Puente del Inca deja a todos atónitos por su formación geológica y colores, producto de la oxidación de minerales como el azufre y hierro. Además del puente natural pueden apreciarse los restos de los baños termales que fueron parte del hotel homónimo y la antigua capilla que aún se mantiene en pie.
El Parque Provincial Aconcagua es el atractivo emblema de esta zona cuya temporada se extiende desde noviembre a abril. Los andinistas de todo el mundo llegan con el objetivo de alcanzar la cima o simplemente poder realizar un trekking corto o largo entre caprichosas geoformas, arroyos y nieves perennes.
Las Cuevas es el punto culmine del recorrido donde se respira un clima de paz al ascender por un camino de 8 kilómetros de precipicios y pronunciadas curvas hasta arribar al monumento Cristo Redentor que marca los límites entre Argentina y Chile. Este camino es transitable en época estival.

Otra opción para llegar hasta Uspallata desde la Ciudad de Mendoza, es recorrer la RP 52, y atravesar la quebrada de Villavicencio en las serranías de la Precordillera. Villavicencio es reconocido por las propiedades de las aguas minerales y los manantiales circundantes.
En el lugar se encuentra el antiguo hotel homónimo que no funciona como tal sino como un centro de interpretación que recrea la legendaria historia de los visitantes, todo rodeado de bellos jardines. En las proximidades del hotel se encuentra la capilla de Villavicencio que se mantiene como si el tiempo no hubiera pasado.
Pero la identidad de este sitio se complementa con un expectante camino sinuoso que supera las 365 curvas para llegar a la Cruz Jesuítica de Paramillos y luego introducirse en un abandonado complejo minero. También, el Parque Darwin muestra las improntas fosilizadas de araucarias petrificadas, cuyo bosque se extendió en antiguas eras geológicas. Por último, pasando por el colorido Cordón de Bonilla, se accede finalmente al valle de Uspallata.

VALLE DE UCO
La mítica Ruta 40 es el gran portal turístico que recorre el Valle de UCO conformado por los departamentos de San Carlos,  Tunuyán y Tupungato , es una verdadera postal enmarcada entre el Cordón del Plata y el Portillo, con la vista coronada por el Cerro Tupungato, que domina todas las tierras.
Por el pintoresco camino de los Cerrillos en Tupungato, el mirador del Cristo Rey, lugar religioso con una gigante escultura de Jesucristo se impone en el valle y desde donde pueden apreciarse variados paños con cultivos de frutales de pepita y carozo, como así también hierbas aromáticas, junto a extensos viñedos y alamedas.
El Cordón del Plata entre las vegas del Alto de Las Carreras, sitio de históricas estancias jesuíticas ganaderas y actualmente zona productora de cebada, papa y alfalfa, se integra al circuito del Valle de Potrerillos (Luján de Cuyo). En este tramo se encuentra el Chateau de Ancón, elegante castillo estilo europeo en medio de frutales y viñedos y posteriormente llegar al pueblo de San José y recorrer su antigua capilla. La imponente Quebrada del Cóndor es uno de los magníficos lugares para disfrutar a pleno una cabalgata y observar nidos de cóndores.
Esta zona se destaca por la producción de excelentes sidras, jugos, conservas y esencias, obtenidas en establecimientos industriales y bodegas de alta gama. Los Caminos del Vino constituyen una apasionante atracción, en la cual la gastronomía gourmet maridada con vinos consagrados, alojamientos temáticos y emprendimientos artesanales se combinan para ofrecer una receta local para alcanzar la más sabrosa placidez.

El Manzano Histórico, al pie del Cordón del Portillo fue escenario de una de las históricas rutas del Ejército de los Andes, distinguiéndose como atractivos el Monumento Retorno a la Patria, que rememora el reposo del guerrero a su regreso a suelo argentino. Complementan este sitio la zona de campings, estación piscícola, centro de interpretación y Vía Crucis.
El turismo rural está presente en toda la zona y tiene como exponentes a circuitos destacados como Caminos de Altamira, Manos de Jaurúa o Vieja Ruta 40, donde remontarse en un viaje al pasado, a la tradición, al contacto con sus paisanos, a la vida de pueblos de barro por calles típicas, a usos y costumbres rurales con bares y cines antiguos, a centenarias casas de campo con sus gruesas paredes de adobe ideales para recorrer sus arbolados senderos en bicicleta, sulky o en atractivas caminatas. El intercambio de vivencias entre visitantes y habitantes locales logra una fusión inolvidable en las actividades de campo, artesanías y cocina campestre casera o de fuego de gran identidad.

Toda búsqueda encuentra aquí respuesta, en la paz placentera del avistaje de aves y de manadas de guanacos junto a lagunas y volcanes, en la pacífica lucha de la pesca deportiva o en las bocanadas de aire puro de toda la zona, surge así la experiencia del turismo de naturaleza en la Reserva de la Laguna del Diamante, con la imponente silueta del Volcán Maipo.
Entre los eventos del calendario de festividades sobresalen el Festival Nacional de la Tonada que se realiza en el mes de febrero en Tunuyán y la Fiesta de la Tradición de San Carlos en el mes de noviembre.

FUENTES: MENDOZA TURISMO



diseño y desarrollo: Consult-Ar