Berlin seduce, no solo por la multitud de monumentos de una ajetreada historia, sino también por su diversidad: pues en la capital alemana se dan la mano la moda callejera más actual y formas de vida extravagantes y de gran riqueza cultural. Por ello es Berlin un destino para todos los gustos. No debe extrañar por ello que nuestros circuitos hagan parada regularmente en la ciudad del Spree. Y ya que el encanto berlinés nos ha cautivado tanto, hoy hemos metido en nuestra maleta los puntos más importantes para su próximo viaje a Berlin. Lo que no deben perderse de Berlin:

Kurfürstendamm

La Kurfürstendamm es una calle principal del distrito Charlottenburg-Wilmersdorf, y está considerada como un verdadero imán para los visitantes por la multitud y variedad de locales comerciales y gastronómicos que concentra. Quién busque marcas conocidas como Armani, Prada, Chanel, Dior o Versace, aquí las encotrará. Con tantas tiendas de marcas prestigiosas les será fácil encontrar algún bonito recuerdo que llevarse.

Unter den Linden

Unter den Linden es la avenida del centro de Berlin. El que siga su curso encontrará tesoros de la historia y arquitectura como la Pariser Platz, la puerta de Brandenburgo, la nueva Academia de las Artes, el famoso hotel Adlon, la Alexanderplatz o la torre de la televisión.

Hagan como Johan von Goethe o Heinrich Heine y déjense inspirar por este ambiente!.

La puerta de Brandenburgo

La puerta de Brandenburgo es, junto con el edificio del Parlamento y la torre de la televisión, el monumento más conocido de Berlin. Fue construida como encargo del rey de Prusia Friedrich Wilhelm II entre 1789 y 1793 como arco del triunfo en estilo neoclásico temprano.

La única puerta de la ciudad que se conserva es, además de impresionante a la vista con su famosa escultura de la cuádriga, testigo de muchos acontecimientos decisivos de la historia de los siglos XIX y XX: pues hasta la caída del telon de acero estuvo en las inmediaciones de la frontera entre Berlin Este y Oeste. Hoy día es generalmente entendida y celebrada como símbolo de la reunificación de Alemania.

La Puerta de Brandenburg es una antigua puerta de entrada a Berlin y uno de los principales símbolos tanto de Berlin como de Alemania. Está situada en el centro actual de la ciudad, en la Plaza de París, formando el final de la avenida Unter den Linden y marcando el comienzo del gran parque Tiergarten y de la avenida Straße des 17. Juni. La Puerta de Brandeburgo fue construida entre 1788 y 1791 durante el reinado de Federico Guillermo II de Prusia por Carl Gotthard Langhans, siguiendo el modelo de la puerta de acceso a la Acrópolis de Atenas. En este lugar se encontraba en esas fechas una de las 18 puertas de la muralla de la ciudad de Berlín. Hasta 1918, solamente miembros de la familia real, sus invitados y miembros de la familia Pfuel tenían permitido usar el paso central de la puerta. Durante la Segunda Guerra Mundial, la Puerta sufrió graves daños y la Cuadriga resultó casi completamente destruida. El 21 de septiembre de 1956, el concejo municipal acordó reconstruir la Puerta pese a fuertes divergencias entre las autoridades de la ciudad dividida.

MURO DE BERLIN
Este muro dividió Berlín en dos partes durante 28 años. Fue parte de la frontera interalemana desde el 13 de agosto de 1961 hasta el 9 de noviembre de 1989 y separó la zona de la ciudad berlinesa bajo control de la República Federal de Alemania (RFA), Berlín Oeste. Un muro de 45 kilómetros dividía la ciudad de Berlín en dos, mientras que otros 115 kilómetros rodeaban su parte oeste separándola de la RDA. Es decir, el Muro constituía la frontera estatal entre la RDA y el enclave Berlín Oeste. Fue uno de los símbolos más conocidos de la Guerra Fría y de la separación de Alemania.

Alexanderplatz 

La Alexanderplatz está situada en el margen noroeste del centro histórico de Berlin y debe su nombre al zar ruso Alexander I. Aunque fue rediseñada a principios de los movidos años 30, gran parte de los edificios colindantes fueron destruidos durante los bombardeos aliados de la segunda guerra mundial. En los años 60 fue convertida en zona peatonal y aumentada en tamaño considerablemente: desde entonces la “Alex”, como es llamada cariñosamente por los berlineses, es una de las plazas más animadas de Europa. Lo mejor que pueden hacer es tomarse tiempo para contemplar la actividad comercial de esta plaza.

La Universidad Humboldt

La Universidad Humboldt de Berlin fue fundada en 1809, lleva el nombre del naturalista alemán Alexander zu Humbolt y hoy día es la más antigua de las cuatro universidades de Berlin. Esta prestigiosa universidad de élite está especialmente orgullosa por los 29 premios Nobel que ha aportado hasta el momento. No menos imponente es la representativa sede de su edificio central en el antiguo palacio del príncipe Heinrich en el bulevar de Unter den Linden.

El museo de Pérgamo

Cruzar Berlin sin toparse continuamente con legado cultural es imposible. El museo de Pérgamo en la berlinesa isla de los museos, es en cualquier caso una ostentosa colección de arte antiguo, islámico y oriental. Su dimensión queda demostrada con los continuos récords de visitantes que tiene: en 2007 registraron 1,13 millones de visitantes. Aunque en la actualidad parte del museo no está abierto al público debido a trabajos de rehabilitación, su visita merece la pena.

CHECKPOINT CHARLIE El Checkpoint Charlie fue el más famoso de los pasos fronterizos del Muro de Berlín entre 1945 y 1990. Se encontraba en la Friedrichstraße y abría el paso a la zona de control estadounidense con la soviética, donde actualmente se unen los barrios de Mitte y Kreuzberg. Sólo se permitía usarlo a empleados militares y de embajadas de los aliados, extranjeros, trabajadores de la delegación permanente de la RFA y funcionarios de la RDA.

 MONUMENTO HOLOCAUST Edificado en las cercanías de la Puerta de Brandenburgo entre los años 2003 y 2005, el monumento en memoria de los judíos asesinados en Europa pretende enfrentarse a la noción de monumento en sí misma. La traducción literal del nombre alemán es “Monumento memorial a los judíos asesinados en Europa”. Se trata de una cuadrícula formada por 2.711 bloques de hormigón de diferentes alturas, que permite que los visitantes elijan su camino de entrada y salida.Desde el sureste del monumento, se puede acceder a un espacio subterráneo en el que se ubica el centro de información.

PARLAMENTO ALEMAN El antiguo edificio del Reichstag es la sede del Parlamento Alemán (Bundestag Alemán). Se trata de un edificio histórico con aspecto de templo clásico, coronado por una gran cúpula moderna por la que se puede transitar. Situado junto a la línea que marca el Muro de Berlín, el Reichstag permaneció casi 29 años separado de la cercana Puerta de Brandenburgo.

COMER CURRYWURST El currywurst es un plato típico y muy popular de Berlín y de toda Alemania. Es muy sencillo. Se trata de una salchicha caliente (el wurst) sazonada con una salsa de curry y el mismo curry en polvo, más salsa de tomate. La salchicha en la mayoría de las veces se sirve cortada en rodajas y acompañada por patatas fritas. En Berlín se atribuye el primer currywurst a Heuwer Herta en 1949, después de haber mezclado curry y ketchup obtenidos de los soldados británicos. La cocinera registró la nueva salsa con el nombre de “Chillup” ¡Es algo que merece la pena probar en Berlín!

TORRE DE TELEVISIÓN El Fernsehturm es una torre de televisión ubicada en el centro de Berlín, capital de Alemania. Es un punto de referencia muy conocido, cerca del Alexanderplatz. La torre fue construida en 1969 por la extinta República Democrática Alemana (RDA) y su imagen fue usada desde entonces por el gobierno de la RDA como un símbolo de Berlín Oriental.1 Desde ella se pueden ver fácilmente todos los distritos del centro de Berlín y continúa siendo un símbolo de la ciudad. La altura original del Fernsehturm era de 365 metros, pero pasó a ser de 368 luego de la instalación de una nueva antena en los años 1990. Es actualmente el cuarto edificio más alto de Europa, sólo superado por la Torre Ostankino de Moscú y la torre Zaķusala de Riga con 369 m, y la decimoséptima torre más alta del mundo. En la cúspide de la torre hay una gran esfera en la que se ubican un mirador y un restaurante; el mirador está a una altura aproximada de 204 metros sobre el suelo. El restaurante, que gira 360 grados cada media hora, se ubica unos metros por encima del mirador. Dentro del cuerpo principal de la torre hay dos ascensores que llevan a los visitantes a la esfera en 40 segundos. Debido a su ubicación, cerca de Alexanderplatz, la torre es conocida como Torre Alex, sobre todo por los visitantes de Berlín.

 

*INF. SATO

 



diseño y desarrollo: Consult-Ar