En Abu Simbel se puede ver los  grandiosos templos de Ramses II; sus entradas principales están presididas por cuatro enormes estatuas de 20 metros de altura consideradas como los monumentos más impresionantes que quedan del Antiguo Egipto.

En los años sesenta, y con la formación del lago artificial de Nasser, los templos se vieron amenazados por las aguas del Lago Nasser, y con la ayuda de una campaña promovida por la UNESCO, los templos fueron trasladados pieza por pieza a otro lugar situado a más altura para no verse afectados por las aguas.

Por la noche asistir al espectáculo más maravilloso en Egipto, el espectáculo de la luz y sonido en los templos Abu Simbel.

 

fuente new egylook



diseño y desarrollo: Consult-Ar