Singapur

Lo que Singapur carece de tamaño lo compensa con creces en cultura, vida en la calle, rascacielos futuristas, hoteles de lujo, elegantes templos y grandes edificios coloniales. Este pequeño estado insular mide solo 50 kilómetros de este a oeste y 27 kilómetros de norte a sur con 193 kilómetros de costa.

Aunque su historia se remonta a miles de años, la moderna Singapur se fundó en 1819 cuando el gobernador británico, Sir Stamford Raffles, aterrizó en Singapur y lo estableció como un puesto comercial para la Compañía Británica de las Indias Orientales.

Hoy, Marina Bay Sands, con la piscina infinita en la azotea más larga del mundo y sus icónicas torres, es uno de los hitos más reconocidos y fotografiados de la ciudad. Hay jardines en abundancia en esta metrópolis verde. El Jardín Botánico es el único jardín tropical del mundo declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO; mientras que los exuberantes paisajes de Gardens by the Bay han ganado numerosos premios y reconocimientos.

Sin embargo, el legado y la historia de Singapur siguen vivos. Explore los mercados callejeros y respire las especias aromáticas de la comida callejera en Chinatown y Little India. Explore los bares y boutiques en los almacenes convertidos con vista al río en Clarke Quay. En el distrito colonial, pasee por edificios históricos y museos, sin olvidar detenerse en un famoso Singapore Sling en el gran y viejo Raffles Hotel.

 

*INF. ICS



diseño y desarrollo: Consult-Ar