VIAJES A GRECIA

 

Grecia, país situado en el sureste de Europa. Ocupa la parte más meridional de la península de los Balcanes y comprende numerosas islas. Grecia limita, al noroeste, con Albania; al norte, con la Ex-República Yugoslava de Macedonia y con Bulgaria; al noreste, con Turquía; al este, con el mar Egeo; al sur, con el mar Mediterráneo y, al oeste, con el mar Jónico. La superficie total de Grecia es de 131.957 km², de los cuales aproximadamente una quinta parte corresponden a las islas de los mares Egeo y Jónico. Atenas es la capital de Grecia y la mayor ciudad. Grecia está dividida en trece regiones, subdivididas a su vez en departamentos. Estas trece regiones de Grecia son: el Egeo Norte, el Egeo Sur, Ática, Creta, Epiro, Grecia Central, Grecia Occidental, islas Jónicas, Macedonia Oriental y Tracia, Macedonia Central, Macedonia Occidental, Peloponeso y Tesalia. El Partenón, Grecia. En esta fotografía se ven las ruinas del Partenón de Atenas en Grecia. Atenas era la antigua capital griega de Ática y en los tiempos del Nuevo Testamento estaba en la provincia romana de Acaya. Recibió su nombre en honor a la diosa pagana griega Atenea. En la época del Nuevo Testamento, Atenas había perdido gran parte de su gloria y esplendor, pero aún contaba con estatuas y monumentos a muchos dioses y diosas, incluso al “dios no conocido”. La porción continental de Grecia abarca las regiones de Tracia y Macedonia al norte; Epiro (Epeiros), Tesalia y Grecia Central en las zonas centrales y, al sur, el Peloponeso, una península unida al resto del continente por el istmo de Corinto. El canal de Corinto, completado en 1893, atraviesa el istmo homónimo y convierte en una isla artificial al Peloponeso. El resto de Grecia se compone de islas, entre las que se incluyen Eubea (Évvoia), Creta (Kríti), las Espóradas septentrionales, las Cícladas (archipiélago), el Dodecaneso (grupo de islas) y las islas Jónicas, Icaria, Quíos (Chíos o Khíos), Lemnos (Límnos), Lesbos, Samos, Samotracia y Thásos. Las aguas costeras de Grecia son profundas y se adentran en el interior del continente. Los golfos de Corinto y Salónica, a uno y otro lado del istmo de Corinto, separan el Peloponeso de la Grecia Central y septentrional. El país tiene pocos pero buenos puertos. El golfo de Egina posee los mejores anclajes, en concreto los del magnífico puerto natural de El Pireo, puerto de Atenas. Kérkira o Corfú, una de las islas Jónicas, también cuenta con un puerto excelente. Grecia tiene fama por su belleza natural. El terreno es montañoso y escarpado, como escribía el geógrafo griego Estrabón: “miles de brazos de mar presionan hacia el interior del país”. Restos arqueológicos en Delfos, Grecia. La antigua ciudad griega de Delfos está situada en la vertiente meridional del monte Parnaso, al sur del territorio continental de Grecia. Las ruinas del templo de Apolo, de planta circular, que fue el centro religioso más influyente de la antigua Grecia, se excavaron por vez primera a finales del siglo XIX. Construido en el siglo IV a.C, el templo estuvo dedicado a Apolo, el dios del sol, y era la sede de su famoso oráculo. Los griegos creían que Apolo hablaba a través del oráculo y durante siglos las profecías de Delfos influyeron en la vida religiosa, política y económica de Grecia. Aunque Grecia no cuenta con una gran superficie, Grecia tiene un relieve muy variado. Las principales regiones geográficas de Grecia son: los montes centrales; la región húmeda, una región montañosa al oeste; las secas y soleadas llanuras junto con los sistemas montañosos, más bajos, al este de Tesalia, Macedonia y Tracia; Grecia Central, la extensión suroriental del continente donde se gestaron las ciudades-estado de Grecia; la región montañosa del Peloponeso; y las islas, que se encuentran en su mayoría en el Egeo. La región montañosa central, los montes Pindo, que se extienden de norte a sur, componen una de las partes más accidentadas y de menor densidad de población del país. El Olimpo, la cima más elevada de Grecia (2.917 m), era considerada en la antigüedad hogar de los dioses. Las laderas occidentales, que se extienden a través de Epiro hasta el mar Jónico, son un poco menos escarpadas y más habitables. El extremo suroriental de Grecia Central, conocido como el Ática, se encuentra dividido por relieves montañosos en numerosos valles aislados y llanuras. La parte más famosa de Grecia, la llanura ateniense, está en Ática. La llanura más extensa de la costa oriental, no obstante, es la de Beocia, al norte de Ática. Tesalia, una llanura rodeada de montañas, es una de las regiones más fértiles del país. Las mayores llanuras de Grecia son las de Macedonia. Tracia, al este, tiene un relieve variado compuesto de montes, valles y algunas llanuras costeras. El Peloponeso, también montañoso pero en menor grado que Grecia Central, tiene la forma de una enorme mano, con penínsulas que se extienden como dedos dentro del mar. Dispersos entre los relieves montañosos hay estrechos valles, aislados entre sí, pero que se abren al mar. La sección occidental del Peloponeso es menos montañosa que la sección oriental. Las islas del mar Egeo son por lo general elevadas, escarpadas, rocosas y secas. Hoteles en Santorini, Grecia. Los hoteles agarrados a los acantilados, los pintorescos caminos tortuosos, un legado volcánico, excelentes vinos y comida locales ubican a Santorini en la lista de los lugares a visitar. Llegue a esta isla griega deslumbrante por mar y disfrute de las mejores vistas de los despeñaderos a franjas negras y marrones coronados por lava blanca. Asegúrese de visitar las ruinas de la una vez enterrada ciudad de Akrotiri. El clima de Grecia es similar al de los otros países mediterráneos. Templado, suave, inviernos húmedos, veranos calurosos a secos. Grecia disfruta de un clima mediterráneo templado. En el verano los días son largos y las temperaturas altas; a menudo al final del día puede haber una brisa refrescante, sobre todo en las zonas costeras y en el norte del país. En los días de verano Atenas puede llegar a los 42ºC. Los inviernos son suaves en el sur y más fríos en el norte. La temporada de lluvias es desde noviembre hasta marzo. Ropa adecuada: Ropa ligera y prendas de algodón durante los meses de verano; si se está visitando la costa conviene llevar alguna prenda ligera de abrigo para las noches. Para el otoño hay que llevar un impermeable o chubasquero. En el norte del país los inviernos son fríos por lo que se aconseja llevar varias prendas de abrigo. La península del Peloponeso constituye uno de los lugares más bellos de toda Grecia. La simbiosis entre geografía e historia cobra aquí pleno sentido. Espectacular vista aérea de la ciudad de Corfú, capital de la isla homónima griega situada en aguas del mar Adriático, frente a la costa de Albania y del Epiro, y perteneciente al grupo de las islas Jónicas. La ciudad es un activo centro industrial y, sobre todo, un dinámico puerto comercial y pesquero. Denominada Corcira o Corcyra durante la edad antigua, e identificada de manera tradicional con la tierra de los feacios citada en la Odisea de Homero, la isla conserva en la actualidad restos de templos de estilo dórico. Millones de turistas visitan Grecia cada año por su belleza natural, sus antiguos yacimientos arqueológicos y su clima mediterráneo cálido. Una de las islas jónicas más conocidas es Corfú, cuya capital está rodeada de complejos militares construidos entre el siglo XV y el XVIII: la antigua fortaleza, o Paleo Frourio, es de origen bizantino y la nueva fortaleza, o Neo Frourio, es de origen veneciano. Las islas griegas, con 1.300.000 habitantes, se dividen en varios archipiélagos: Cycladas, Dodecaneso, Jónicas, Espóradas, islas del Norte del Egeo y las del Golfo Sarónico. Las islas griegas constituyen en total un hermoso mosaico de más de 2.000 islas, de las que sólo unas 200 están habitadas. Isla griega, significa un paraíso para el viajero que desea vivir la esencia de la civilización occidental. Cultura, arte, costumbres, se entremezclan con un paisaje inolvidable de aguas cristalinas y azules infinitos que perduran en la memoria de quien se acerca a conocerlas. Todas ellas y cada isla griega, con su peculiar arquitectura, su mitología y su amable hospitalidad. Cada isla un sueño, o mejor, un deseo hecho realidad. Los restos del Partenón y de otros edificios dominan Atenas desde la Acrópolis, ciudadela fortificada, construida en la cima de un enorme promontorio calizo. La Acrópolis posee alguno de los edificios clásicos más famosos del mundo. Entre ellos está el Partenón (templo dórico dedicado a Atenea, diosa de la sabiduría), el Propileo y el Erecteion. Fueron construidos durante la edad de oro de Atenas (siglo V a.C.) bajo el gobierno del estadista ateniense Pericles. Anfiteatro de Salamina, Grecia. La pequeña isla de Salamina, que se encuentra en el Mar Egeo justo al suroeste de Atenas, fue el legendario hogar de los héroes griegos Ajax y Teucro. Las tragedias griegas se representaban en anfiteatros como este, donde Sófocles dirigió al coro en la celebración de la gran victoria naval griega contra los persas, ocurrida en Salamina en el 480 a.C., conocida como Batalla de Salamina. Monasterios de Meteora, Grecia. Los monasterios de Meteora, al norte de Kalambáka, en la región griega de Tesalia, al este de los montes Pindo, fueron construidos sobre altos picos de arenisca erosionados. Los monasterios más antiguos datan del siglo XIV, cuando una serie de monjes y eremitas escalaron los picos para contruir estas perfectas y apiñadas construcciones, que cuentan con celdas monásticas, iglesias, cisternas, refectorios y bibliotecas. Para ascender a estas elevadas estancias, los monjes se servían de escalas. Actualmente la mayor parte están deshabitadas, pero los visitantes pueden acceder a ellas mediante puentes o escalones esculpidos en la roca. Se construyeron 24 monasterios, 13 de los cuales estuvieron siempre en actividad. Fueron declarados Patrimonio de la Humanidad en 1988. Calle Pitágoras, Isla de Samos, Grecia. La calle Pitágoras, en la isla de Samos, hace honor al gran filósofo y matemático que nació en esta isla griega en el siglo VI a.C. Esta montañosa isla de 477 km² está situada en el Mar Egeo frente a la costa de Turquía. Fue un centro erudito, cultural y comercial de la antigua Grecia, así como la cuna de importantes personajes como Esopo o Anacreón. Durante la caída del imperio griego, Samos estuvo dominada por una sucesión de potencias extranjeras, como los imperios persa, romano, bizantino y otomano. Tras la restauración del gobierno griego en 1912, la isla hoy es un centro turístico y productor de vino y aceitunas. Antigua fortaleza de los cruzados Europa en Grecia. Cerca de la ciudad de Lindos (en la isla griega de Rodas) se conservan los vestigios de una vieja fortaleza cruzada europea que hoy constituyen un punto de interés turístico. En el siglo XIV, los cruzados cristianos, procedentes de Europa, utilizaron esta isla como puesto avanzado en sus campañas militares contra los turcos. Rodas, situada en el sureste del Mar Egeo frente a la costa de Turquía, también posee yacimientos arqueológicos fechados en el siglo XIV a.C., época durante la cual la isla fue un Estado griego independiente y un centro artístico y filosófico. Rodas tuvo en la antigüedad una enorme estatua que representaba una figura masculina cuyas piernas se disponían a horcajadas sobre el puerto principal de la isla y que mereció el calificativo de una de las Siete Maravillas del mundo antiguo.



diseño y desarrollo: Consult-Ar